Ciro y los mercaderes del templo.

Haces mal en ilusionarte, yo estoy lejos de todo. Tan lejos que me da asco”. Julio Florencio Cortázar, intelectual y escritor argentino nacionalizado francés en protesta contra el gobierno militar de su país; fallecido en 1984.

La ilusión es un sentimiento peligroso, no por aquel que lo alimenta o lo vive; no….la ilusión es un sentimiento peligroso cuando el ser humano interviene y lo hace de manera negligente, interesada o incluso bastarda.

Todos pasamos por momentos duros cuando la ilusión se trastoca en decepción, todos hemos vivido situaciones en las que la intervención de terceros destruye nuestras ilusiones y nos deja como herencia un problema añadido.

Hay diferentes templos, lugares y ámbitos sagrados por su significado; el templo de la devoción es importante, muy importante.

Y este que suscribe ha tenido, tiene y siempre tendrá devoción por esta increíble raza llamada perro lobo checoslovaco.

Esta devoción ha sido un camino largo y tortuoso, lleno de sinsabores de alegrías y de momentos únicos; un camino en el que lo verdaderamente importante ha sido, es y será convivir y disfrutar con nuestros animales.

Hace ya más de un año emprendimos una nueva etapa en dicho camino, con una ilusión desmedida, con la esperanza gratificante de la aventura de criar un nuevo cachorro de plc.

Buscamos un macho, para llenar el hueco que dejo a nuestra perra loba checoslovaca sin compañero al morir el macho con el que se crió.

Podíamos haber buscado en España, era lo más sencillo quizás; pero nos enamoró un ejemplar ubicado en Polonia, Yipon z Peronowki.

Tras muchos avatares encontramos a la criadora polaca Agnieszka Wójtowicz, con el afijo Wilk z Basni, quien cruzó con Yipon; reservamos un macho con la ilusión de primerizos.

Y llegó el momento, nacieron y alcanzaron los dos meses de edad, acordamos su recogida en Italia, nunca quisimos que el cachorro sufriera el estrés de un vuelo, y planeamos el viaje con ilusión y emoción.

En ese momento la criadora nos informa al respecto del cachorro que nos había tocado, por opción no por elección, para nuestra sorpresa nos indica que tiene un testículo sin decender totalmente.

Sin embargo nos indica, por activa y pasiva, que los veterinarios le afirman que existe un 90/96% de posibilidades de que ese órgano descienda a su sitio sin mayores problemas.

Imaginen la sorpresa y valoren todo el esfuerzo realizado, la reserva, el seguimiento, la preparación del viaje….y ante todo que ya existía un vínculo con Czarodziej (nombre puesto por la criadora y al que añadimos el de Ciro) un extraño vínculo de responsabilidad.

Si…podíamos haber rechazado al cachorro, de sobra lo se; pero nos aferramos cual náufrago a la tranquilidad de las previsiones que la criadora nos transmitió.

Y llegó el ansiado viaje, más de 3000 kilómetros por carretera entre ida y vuelta; un viaje inolvidable, un regreso con Ciro en brazos… tan especial, tan tremendamente especial.

Y pasaron los meses, cumplió 3, 4, 5 y 6 meses; los veterinarios, que vigilaban su evolución, nos indicaron que no era muy normal que no hubiese descendido a los 6 meses….. pero que teníamos tiempo hasta el año de edad.

Y el sufrimiento inició su andadura, la esperanza unida al sufrimiento, hasta que llegó el año de edad y concertamos cita con el especialista en ecografía; una hora de exploración, una hora sujetando a Ciro mientras el especialista intentaba localizar el segundo testículo….para concluir que no lo visualizaba, ni próximo ni en el abdomen.

La veterinaria, con más de 30 años de experiencia en cirugía, nos indicó que no quedaba otra solución que una cirugía más invasiva para localizar y extirpar el testículo (probablemente atrofiado) y en definitiva proceder a la castración total.

Imaginen, valoren, sientan el momento, visualicen su mirada mientras lo sujetaba a la mesa……

La malformación genética se denomina criptorquidia, y en determinadas especies como los perros es hereditaria por lo que se descarta su empleo para la reproducción.

Hasta este punto hechos objetivos y sentimientos a flor de piel, hasta aquí lo vivido sin detenernos a reflexionar; hasta estas líneas un mazazo.

Y lo ha sido por una sencilla razón, me considerarán estúpido o poco realista pero la mutilación no es de mi agrado; se que cuando es necesaria no queda otra, de sobra lo se, del mismo modo se que aún hoy el alcance de dicha práctica está por estudiar….las consecuencias en el animal en definitiva están aún por dirimir.

Y bien, tras lo anterior comunicamos con la criadora…..siempre afirmaré que estuvo en todo momento preocupada y cercana al problema…..cual fue nuestra sorpresa cuando nos confirma que ante el problema de Ciro ha realizado indagaciones…. y sabe a ciencia cierta que existen ejemplares, concretamente un hermano de Yipon z Peronowki, con la misma malformación hereditaria.

Y aquí me perdonarán que tome aliento y respire hondo, que cuente hasta mil para poder seguir escribiendo…..

Una malformación genética de transmisión hereditaria…….verán ustedes uno, que no es docto en la materia, se ha preocupado forzosamente de informarse con especialistas.

Y la situación es simple dentro de la complejidad y aquello que el azar pueda deparar.

En el macho es palpable, visible y notorio….por lo tanto si una camada aporta la manifestación visible de la malformación, si un solo ejemplar macho de dicha camada resulta con criptorquidia hay que evitar utilizar a TODOS los machos de esa camada como reproductores.

Sencillamente una medida profiláctica simple, al alcance de cualquiera, ya que en las hembras resulta imposible determinar sin pruebas genéticas si son portadoras o han desarrollado la malformación.
Por lo tanto, si se aparta de la reproducción a los machos de una camada, en la que uno sólo haya manifestado la malformación, estaremos eliminando un problema……uno sólo y quizás a pesar de ello no se logre erradicar la criptorquidea.

Pero un criador con una hembra, pongamos por caso, que tenga desarrollada la malformación nunca correrá un riesgo elevado si cruza con un macho en el que su camada y ascendientes machos nunca hayan desarrollado la malformación.

Pero lo mínimo es informar, lo absolutamente imprescindible es indicar que en esa camada, como así fue en la de Yipon z Peronowki, hubo un macho con la malformación.

Hasta aquí lo relativo, hasta este punto lo estrictamente científico; asunto en el que tan siquiera hay unanimidad en el colectivo veterinario. Pero sí hay unanimidad en una aspecto…….la prudencia y la profilaxis preventiva.

Poco o nada puedo hacer ya, pero le debo a Ciro estas líneas, le debo a todo aficionado o propietario esta vivencia…y la realidad es cruda, rotunda y aplastante.

Yipon z Peronwki, al parecer, no ha desarrollado la malformación; sin embargo uno de sus hermanos de camada si….y hoy Ciro también.

La secuencia es relativamente lógica y no es necesario ser genetista para entenderla.

Si esa camada de machos de Yipon, y probablemente sus ascendientes, hubiesen sido apartados de la reproducción….. hubiese dado lo mismo si la madre de Ciro diese positivo….siempre que se cruzase con un macho libre en su ascendencia.

Nunca imaginamos vernos en esta tesitura, nunca quisimos protagonismo ni polémicas.

Hoy, cuando hemos hecho publico el problema, el cielo y la tierra se han movido; del cielo han bajado ángeles negros y de la tierra han surgido diablos blancos.

Y no precisamente para interesarse por la salud de Ciro, no para preguntar si se ha tumorizado el testículo oculto…..en ningún momento para pedir disculpas.

De este asqueroso mundillo no espero nada, de las personas menos aún.

Harto ya, de tanto ganadero de perros, de tanto mercader, de tanto Dios en la tierra y de tanta gilipollez; hasta los mismísimos del silencio cómplice y del coro de palmeros y palmeras que lejos de gritar ya basta siguen elucubrando sobre el sexo de los ángeles……

El templo de la devoción ha sido invadido por los mercaderes de la ocultación y ante todo mercaderes de ilusiones y futuro….mi desprecio más absoluto a esos dioses de barro, a esos payasos peligrosos que juegan con lo más sagrado……con la bondad de aquellos que se disponen a compartir toda una vida con un animal.

Nadie es perfecto, todos podemos equivocarnos, pero a sabiendas… quién actúa de manera irresponsable… se le debe calificar como merece.

Cortázar estaba lejos de todo, yo cada día estoy más cerca de Ciro; y más alejado de todos aquellos que habéis convertido esta devoción en una secta satánica y mercantil.

2 pensamientos en “Ciro y los mercaderes del templo.

    • Gracias Hugo, Ciro es muy especial, muy especial….y ante todo lo queremos y respetamos con locura….esperemos que todo vaya bien. Eskerrik asko Hugo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *