Ocho meses con Ciro.

“La peor decisión es la indecisión”. Benjamín Franklin estadista y científico estadounidense.

Las decisiones marcan siempre el futuro, inmediato, mediato o venidero; cuesta asumir que la peor decisión, en cualquier caso, siempre es la indecisión.

Es por naturaleza una de las opciones que nos invade, la encrucijada de las decisiones está llena de dudas.

Esta maravillosa raza entró en nuestras vidas de golpe y porrazo, mismamente…..y lo hizo con tal autoridad, y derecho propio, que uno acaba creyendo a píes juntillas en el destino.

Un destino abocado a descubrir, conocer, sufrir y amar de un modo tan especial a nuestros animales.

Los dioses sabrán por qué, nosotros nos limitamos a seguir creyendo que determinadas decisiones no son casuales y marcan el futuro de un modo indeleble.

Tras convivir dos años con Leah, tiempo intenso y lleno de altibajos; tras aprender a entenderla y lograr un equilibrio entre su ser y nuestro entorno…..siempre me quedó una imperiosa necesidad.

Una especie de adicción permanente, un deseo tan fuerte que la razón nunca pudo mermarlo.

Quizás fuese la necesidad de darle a Leah un compañero, quizás mi propio deseo de seguir descubriendo la raza; lo que se, de manera indudable, es que la decisión estaba tomada mucho antes de plantearnos la posibilidad de un segundo plc.

Y así son las cosas importantes,  demencialmente casuales, ilógicas ….y si me apuran hasta descabelladas.

La razón, asentada en su trono, reina sobre los sentimientos; sobre el deseo y sobre los impulsos…sucede que, en ocasiones, su majestuoso poder nada puede contra una fuerza que nace  y se consolida en nuestro ser.

Convivir con un plc es de por si agotador, llena tu vida en todos los aspectos, te reprograma hábitos y costumbres, te cierra puertas y te abre portalones.

El sano juicio, ese que nos hace ser tan sensatos y tan políticamente correctos, te indica que una y no más…….pero aunque sano y juicio, por suerte hay maravillosas enfermedades, con un punto de locura canalla, que arrollan su majestuosa razón.

Y quería, con verdadera pasión, poder descubrir y convivir con un macho de plc; quería saber si los miedos a su notable dominancia, si el estereotipo de su complejidad estaba por encima de una fuerte necesidad…..

Toda duda dejó paso a una decisión firme, esa decisión firme nos condujo hasta Ciro; y de qué modo…..más de 3000 kilómetros por carretera para poder recogerlo y llevarlo a casa.

La llegada de Ciro casi destroza ilusiones, esperanzas y la propia decisión…Leah lejos de aceptarlo quería acabar con él. Todo un periplo, no exento de ayuda exterior, nos llevó a normalizar la situación y empezamos a descubrir a Ciro.

Desde el primer día que lo tuve en mis brazos me impacto su independencia, huía de ese abrazo humano pero no de un modo temeroso o despectivo, no…lo hacía de un modo natural y seguro de si mismo.

Todo un personaje en un cuerpecillo de cachorro, siempre pensé – y lo sigo pensando – que su precocidad en todos los aspectos se debía a que Ciro desde muy pequeño mantuvo y mantiene un ser gigante en un cuerpo en desarrollo…una especie de complejo de mastín Terranova, todo un personaje el sujeto.

Pasando los días, las semanas y los meses, fuimos descubriendo comportamientos increíblemente curiosos; desde el primer día podías llevarlo de paseo suelto…… siempre ha mantenido una fijación por ir pegado a nosotros.

Buscarte con la mirada para saber el camino a seguir, no abandonar ese lugar ni cuando la “loca” de Leah realiza sus escapadas montañeras, su prioridad hemos sido nosotros.

Curioso apego y obediencia cuando su naturaleza nunca ha sido dependiente. Un carácter bruto, muy bruto…pero noble hasta la extenuación, poderoso en su corpulencia, obsesivo en el contacto físico y los juegos más salvajes….pero un verdadero noble bruto.

Cautivador hasta extremos increíbles, capaz de convertir cualquier situación en cómica; aullador nato se comunica aullando, cuando está contento, cuando está mosqueado y cuando quiere entablar relación con cualquier animal o persona.

Obsesionado por la comida, capaz de firmar ante notario una hipoteca por un plato de lo que sea….comedor de todo, fruta, verdura y tu fecha de nacimiento si se pone a tiro.

Obediente de un modo sublime, y ante todo ha sabido encontrar su sitio, su espacio dentro de su manada; es diametralmente opuesto a Leah, y sin embargo se complementan de un modo maravilloso.

Sociable sin perder ese punto natural de desconfianza, simple en ocasiones si lo comparamos con la astucia desmedida de Leah; pero una simpleza divertida, entrañable y envuelta en una corpachón tremendo.

Hemos generado un vínculo muy fuerte, fortísimo; un vínculo que me hace sentirlo cercano, entregado y emocionado cada día por vivir, jugar, correr saltar y descubrir la naturaleza compartiendo con nosotros cada payasada, cada gesto y cada estado de ánimo.

Mis miedos se han trocado en asombro, es un macho si….y lo es al uso hasta extremos cómicos; es precoz en todo lo que hace, se enfrenta desde los dos meses a perros del tamaño de un mastín colocándose delante, sin dar un paso atrás, y aullando como un poseso…..un personaje .

Levanta la pata para mear desde los siete meses, por lo visto sigue creyendo que es la reencarnación de su padre…..tiene mucho de cómico.

Nos ha llegado al corazón de un modo especial, ese enano pretencioso ha sido capaz de arrancarnos lágrimas por ataques de risa, su aparente poderío es mera impostura, su espectacular comportamiento, ante otros perros, es una increíble interpretación teatral….. en definitiva él prueba sus armas..y si acaso le sale el tiro por la culata no se preocupen…..se tumbará boca arriba sumiso cual cordero……. no tiene malicia.

Ocho meses de vida, seis de convivir con él…..me afirman en la decisión tomada, doy gracias a esa fuerza interior que nos empujó a esta nueva locura.

Sana locura que recomiendo….aunque creo, firmemente, que no deja de ser la imposición de la naturaleza en nuestras medidas y calculadas vidas…..maravillosa supremacía. 

 Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *