La gran cuestión olvidada….…..¿ Por qué y para qué se creó la raza en la antigua República Checoslovaca?

Resulta sorprendente como de una manera generalizada se omite, en todos los ámbitos relacionados con la raza, el motivo o al menos algunas de las razones que impulsaron al ejército de la antigua República Checoslovaca a generar la actual raza.

Y de hecho resulta sorprendente ya que en la actualidad el perro lobo checoslovaco se encuentra consolidado y reconocido como raza. Lejos por lo tanto de una aprobación, por los organismos oficiales, que obligue a “maquillar” o de algún modo omitir un pasado que quizás no sea políticamente correcto.

Bajo mi punto de vista resulta muy importante no olvidar el origen tan reciente y las razones y objetivos que motivaron el inicio de la actual raza.

Nunca podré emitir una opinión lo suficientemente documentada como para que la misma sea irrefutable, es un hecho indiscutible y partir de esta máxima me hace ser muy prudente. Y no podré hacerlo ya que desconozco de primera mano la motivación del coronel Karen Hartl, sus concretas órdenes en aquel momento o si su iniciativa se plasmó en alguna propuesta documentada. Por lo tanto intentaré ceñirme a hechos relativamente objetivos y con la finalidad de entender algunas características  innatas al perro lobo checoslovaco.

Es un hecho que la idea inicial del cruce, entre un pastor alemán y un lobo de los Cárpatos, buscaba sumar la docilidad y sociabilidad del pastor alemán con el instinto y las capacidades extraordinarias del lobo. Y esta búsqueda se realizaba para una unidad fronteriza del ejercito checoslovaco, en plena guerra fría y en el denominado “telón de acero”.

Es razonable pensar que una unidad fronteriza militar no  buscaba otra cosa que un animal, o mejor dicho un grupo de animales, capaces de cubrir una gran extensión de terreno agreste con mucha resistencia física,  grandes capacidades sensoriales y una relativa docilidad o sumisión a sus guías.

Pero lo que no se plantea nunca es……. ¿ qué pretendía controlar el ejercito checoslovaco?… desde luego no era ni el contrabando, ni el tráfico de drogas ni nada similar. En plena guerra fría y en el denominado telón de acero, en la década de los años 50, lo que resulta históricamente probado es que los países del “telón” blindaban sus fronteras contra la entrada y salida de seres humanos.

Pero la cuestión crucial, y aquí si que no tengo más datos objetivos que la especulación, es si lo que el ejercito checoslovaco pretendía era el control y persecución de seres humanos,  por qué se escoge al lobo de los Cárpatos como el 50% del proyecto genético. 

Históricamente sabemos que el lobo, y todas las subespecies del mismo, han mantenido una actitud de absoluta cautela, timidez y huida ante la presencia del ser humano; dicho comportamiento se transmite genéticamente de generación en generación. Es posible, tan sólo posible, que el referido proyecto a sabiendas del carácter huidizo del lobo incluyese un 50% de pastor alemán de aquella época (estado de la raza muy diferente al actual) un perro de trabajo muy duro, y con capacidades de poder ser controlado en labores de ataque y defensa, con la esperanza de equilibrar las potencialidades de ambos.

Al margen de cualquier especulación, y sin otro ánimo que conocer objetivamente por qué y para qué se creó la raza, resulta evidente que las razones del por qué se basaron en la búsqueda de una mayor efectividad a la hora de controlar grandes extensiones de franjas fronterizas;  utilizando grupos de ejemplares que tuviesen una gran resistencia física (un lobo es capaz de recorrer sin problemas en una sola jornada hasta 100 kilómetros) una gran capacidad sensorial (olfativa y auditiva muy superior en los lobos) y por último una relativa docilidad o capacidad para ser adiestrados y responder a las órdenes y estímulos de sus guías.

¿ Para qué se creó la raza?…. evidentemente para controlar y perseguir seres humanos, bien que intentasen penetrar en suelo nacional o que intentasen salir del mismo sin utilizar los cauces legales establecidos.

Hasta aquí una parte de la historia, más o menos concreta, que muestra una realidad que no debemos obviar. Los fundamentos de la raza se asentaron en pilares que para nada son compatibles con un animal de compañía. Se generó un animal de trabajo, fuerte, gregario, acostumbrado a espacios abiertos y mucho ejercicio, poco o nada sociable con seres humanos distintos a sus propios guías y en definitiva con una impronta genética del lobo de los Cárpatos que marcaría hasta hoy su devenir.

Todo lo anterior lejos de alarmarnos, o generar posturas contrarias a la raza, nos debe recordar que hace menos de 60 años los ancestros de nuestros ejemplares fueron animales de trabajo y su hábitat lo fue casi exclusivamente en terrenos abiertos y agrestes.

La evolución de la raza ha permitido minimizar casi todos los aspectos iniciales….pero cuando alguien realiza comentarios del tipo ” es que siempre que veo fotografías de plcs están en el monte o en zonas deshabitadas”  debe entender que nuestros animales lo son plenamente en un entorno natural, disfrutan y se realizan….los entornos urbanos son obligados y totalmente necesarios en la sociedad actual…pero nunca serán su elemento o el lugar en el que un perro lobo checoslovaco se sienta integrado. 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *